07 May, 2013. 19:43 hrs

Tiene seis años, millones de dólares y una línea de de joyas, ropa y maquillaje

¿Cómo llegó a ésto? Participando en polémicos concursos de bellezas en Estados Unidos, y en un reality show, tras lo cual lanzó su propia marca de joyas, Glitzy Girl, que cuenta en éste momento con 42 empleados y acaba de facturar un millón de dólares.


isabellaAsí puede resumirse la vida de  Isabella Barrett, la Little Miss America, que por estos días está llamando mucho la atención. Su carrera partió a los cuatro años, en su ciudad, Providence, en Rhode Island, cuando su madre, Susanna, pensó que su hija tendría futuro como reina de belleza infantil y la inscribió en un concurso. Desde entonces, Bella, como le dicen, no ha parado y va en un rápido ascenso, ya que su sola presencia en un concurso, se ha vuelto garantía de  éxito, que la llevó a transformarse en el rostro de una línea de juguetes de la cadena estadounidense Toys R Us. Pero su fama mundial – porque incluso tiene clubs de fans alrededor en varios países – llegó cuando junto a su madre, participaron en el reality show Toddlers and Tiaras (Niñas y tiaras),  que retrata cómo son los concursos de belleza para pequeñitas, , los que siempre han estado en el entredicho, por la exposición de menores de edad. Luego de eso, el año pasado, Bella lanzó su propia marca de joyas, Glitzy Girl, a la que rápidamente se sumó una línea de ropa y maquillaje. El negocio, ha sido fructífero y cuenta en éste momento con 42 empleados y acaba de facturar un millón de dólares.
«¿A quién no le gustaría ser millonaria?», dijo Isabella en una entrevista al diario británico Daily Mail. «Soy una super estrella, tengo mi propia línea de joyas y simplemente me encanta ser la jefa. Nunca perdí nada y casi en cada concurso que entré, gané. Pero lo que más me gusta son los zapatos. Tengo más de 60 pares«, expresó.
Susanna Barrett, su madre, le celebra todas y además le aviva la cueca en esto de ser famosa y hasta se le nota que se engolosinó al mismo tiempo que la pequeña, que ya se las da de diva… Para muestra un botón: Hizo un pedido de comida por 2200 dólares para su habitación, en uno de los hoteles cinco estrellas donde se suele hospedar cuando viaja para competir. Además, usa vestidos diseñados especialmente para ella -de 10.000 dólares cada uno-.»Se que parece pomposo, pero para nosotros es simplemente gracioso y parte de su personalidad», dijo Susanna, después de aclarar que su hija nunca come hamburguesa con papas fritas, como la mayoría de los niños, sino que suele buscar lo más caro del menú, como langosta. Su madre, de 39 años, también le mandó a realizar dientes falsos , extensiones de pelo, uñas acrílicas y la somete a sesiones regulares de rayos UVA para mantener su piel siempre bronceada… Cu-cú!!
«Gastamos más de 50.000 dólares cuando empezó a concursar, pero miren donde está ahora; valió la pena», aseguró la madre, quien ha estado en el ojo de la crítica por «sexualizar» a su hija y ganar dinero con ello. Ella, sin embargo, afirma que todo es deseo de su hija. «Si mañana me dijera que lo quiere dejar, estaría bien», dijo Susanna, aunque ha reconocido que le gusta todo lo que implica, desde fiestas a la exposición que tienen
«Me pregunté si estaba haciendo esto por ella o por mí, pero me di cuenta de que la niña estaba disfrutando tanto como yo»,  tras lo cual aclaró que no le gustaría que su hija tenga un futuro desafortunado como sucedió con otras niñas famosas, como Britney Spears.

- publicidad -