22 May, 2013. 19:14 hrs

La Chica de los mandados

Hace trámites y compras y soluciona los cachos más diversos de quienes no son dueños de su tiempo, están acogotados de pega o simplemente no les cruje.


mapapoMaría Paz Castillo (28), la “Mapapo” para quienes la conocen, siempre ha sido muy inquieta y busquilla por naturaleza. Estudió Relaciones Públicas en la Uniacc y Producción Artística en Buenos Aires -carreras que no ha terminado-, escribe columnas para varios portales web, trabaja en una compañía de teatro, pero si esto fuera poco, desde octubre de 2012 es La Chica de los Mandados y hace trámites y compras y soluciona los cachos más diversos de quienes siempre les falta tiempo, están hasta el cogote de pega o simplemente son poco escurridos. Dice que se le puede pedir lo que sea, siempre que esté dentro de sus intereses: “No le hago a los negocios tránsfugos, ni a la trata de blancas ni a nada ilegal. Me han pedido que escriba cosas que van a llevar el nombre de otra persona y ser testigo falso de un accidente, pero no estoy dispuesta a meterme en más atados de los que ya tengo”.

La historia de cómo parte este curioso negocio, comienza cuando una tuitera como ella necesitaba un candado de bicicleta. Se lo fue a dejar a su casa, todo por un módico precio y sin querer, ya tenía una nueva ocupación en su currículum: Personal Concierge, que es como se le llama este servicio en Estados Unidos. Dice que aprovecha que anda harto en bicicleta y le gusta recorrer, además que este trabajo le permite manejar su tiempo y le sirvan como inspiración cuando escribe. Flor!

Gracias a su experiencia de tuitera, difundió sus servicios por las redes sociales y rápido llegaron los primeros clientes. Le ha tocado repartir por todo Santiago textos de estudio, unos plumeros que una escolar se quedó fabricando toda una noche, cartas de amor, regalos de Navidad y San Valentín, pasajes, entradas. También le han pedido que coordine mudanzas, ha cuidado casas y niños y ha sacado certificados de propiedad intelectual. Así de variado.

El mandado más agradable que le ha tocado fue comprar una chaqueta y un pantalón de colegio para el hijo de una señora de Coyhaique: “Es gratificante cuando la gente siente que la estás ayudando y te lo agradece, cuando de verdad deposita una confianza única en ti y siente que estás haciendo un buen trabajo”.Y lo peor…  los que  hacen miles de preguntas, mientras ya avanza buscando, y por lo mismo gastando tiempo en ellos y luego no contratan el servicio. Pero ya aprendió: No mueve un dedo hasta que le paguen un adelanto.

Respecto a las las tarifas, las establece según criterios de urgencia, distancia, dificultad y responsabilidad, porque tal como señala Maripa, “No es lo mismo algo simple en Santiago Centro, que algo difícil, urgente y de gran responsabilidad de regiones. Lo evalúo caso a caso y siempre regateamos el precio”.

Algo pendiente por hacer?: “Una sorpresa grande. Por ejemplo, colaborar en una celebración de aniversario o el cumpleaños de algún niño. Me encanta ese tipo de cosas”. Esta respuesta tiene su justificación, porque junto a la empresa Mundo Ludix acaba de llegar a un acuerdo para organizar cumpleaños de oficina y se encargará de ponerles cotillón, globos, regalos, payasos, mariachis y lo que necesite la celebración. También está pensando en una bicimoto, para andar rauda por la ciudad, y quedar agotada luego de eso.

Y ya tiene una pega internacional que se le acaba de confirmar: Viajar por Colombia y escribir de ello. Si se preguntan, que pasará durante este tiempo, pues bien, La chica de los Mandados seguirá activa a través de sus secuazes, así que pueden seguir haciendo sus encargos, porque tienen todo programado.

Cómo se le ubica?.¿Necesita un regalo, salir de un cacho o hacer un trámite? Entonces, sólo escriba a lachicadelosmandados@gmail.com, ubíquenla en su Blog, por Facebook o Twitter @delosmandados.

 

[vimeo 59061844 nolink]

Ahora Escuchas