19 May, 2015. 11:04 hrs

¿Y tú cómo te lo comes?

En el día nacional del tocomple te contamos la historia de la preparación y armamos una lista de como uno se lo zampa: “italiano”, “tomate-mayo” y “papapleto”.


Completo_italiano2Hoy es el «Día Nacional del Completo» y a ti radioactivo ¿cómo te gusta comértelo? Mira que hay de varios tipos y te lo podís zampar en diferentes horarios. Mal que mal, este pan siempre salva para salir del paso cuando tirita la tripa.

 

Fue en 1920 que a Eduardo Bahamondes Muñoz se le prendió la ampolleta. El compadre vivió cinco años en Estados Unidos y allá cachó que lo gringos gozaban al comerse el tradicional pan-salchicha- kétchup- mayo.

 

Por eso al chileno se le ocurrió traer la receta a Chile y abrió un boliche en el Portal Fernández Concha que llamó Quik Lunch Bahamondes.

 

El negocio fue grito y plata. Como los chilenos son secos pa`l pan, los tocomples se agotaron de una. Para suplir la falta de kétchup y mostaza Bahamondes le metió otros ingredientes a la preparación: papas, huevo, chucrut, tomate, palta y cebolla.

 

De ahí derivaron los tipos de completo. Uno es el “italiano” –tomate, palta, mayo– y se llama así por los colores de la bandera italiana. Como la palta a veces anda carozzi uno se lo puede servir con tomate, mayo y chucrut.

 

También hay gente bien ingeniosa que le ha metido mano a la preparación y ofrecen el “papapleto” –la vienesa se reemplaza por papas fritas–, o el as , que viene con carne y queso, ideal para los más golosos.

 

La clave, según los expertos, está en el pancito: tiene que estar bien crujiente y se recomienda calentarlo en el horno o tostador. Ya sabís, el tocomple siempre apaña, pa`l almuerzo, once e incluso de bajón.

Ahora Escuchas