9 septiembre, 2016

Estos son los cinco mitos sobre la masturbación

¡Los sexólogos la recomiendan!


La masturbación ha sido durante mucho tiempo desprestigiada y criticada. Incluso en algunas relaciones en un tema tabú.

 

Pero poco a poco ha ido cambiando la cosa, incluso los sexólogos la recomiendan.

 

Aquí te dejamos los cinco mitos que existen sobre la masturbación

 

1.- Sólo los solteros frustrados se masturban

Falso. El típico cliché del soltero que no consigue encontrar pareja y no le queda otra que darse placer. La verdad chiquillos es que se puede estar soltero, feliz y tener orgasmos acariciándote.

 

2.- Si te masturbas cuando tienes pareja, es que porque te falta sexo

Falso. Por tocarse no significa que haya carencias en la pareja. Son placeres diferentes y complementarios. Las caricias solitarias son un placer, ya sea porque es lo que nos apetece en ese momento, porque estamos estresados o porque, de lo contrario, nos sentimos perfectamente y un poco pícaros.

 

3.- Es malo para la salud

Falso. Desde hace tiempo, la masturbación ha recibido todo tipo de acusaciones: que provoca ceguera, que deforma el pene, que te deja estéril, que produce acné. Por suerte, ninguna de estas afirmaciones es cierta. La masturbación es una buena forma de darse placer. Además, te relaja y te ayuda a dormir mejor.

 

4.- Hay que masturbarse para sentirse realizado sexualmente

No necesariamente. Hay que reconocer que tocándonos aprendemos cómo funciona nuestro cuerpo y qué medios necesita para alcanzar el orgasmo. En el caso de las mujeres, suele ser por medio de la estimulación del clítoris. Estimular el punto G o el fondo de la vagina también funciona para muchas mujeres, tanto con los dedos como con un juguete.

 

5.- Favorece la eyaculación precoz

Depende. Si el hombre se masturba siempre muy rápido por miedo a que le pillen, puede acostumbrarse a acceder al máximo placer de forma muy rápida, y repetir ese esquema también durante la penetración. En cambio, si se toma su tiempo, la masturbación le ayudará a conocerse mejor y a controlarse, retrasando así el umbral de la eyaculación

 

Ahora Escuchas