2 enero, 2019

El 65% de los padres admite que no juega con sus hijos el tiempo suficiente

Un estudio reveló que el 82% de los padres piensa que es necesario jugar con los niños, aunque el 65% admite que casi nunca realiza actividades con ellos. Pero entretenerse junto a tus hijos trae muchas cosas positivas, conoce aquí algunas: Generarán recuerdos que no olvidarán jamás Si te diviertes 15 minutos al día con […]


Un estudio reveló que el 82% de los padres piensa que es necesario jugar con los niños, aunque el 65% admite que casi nunca realiza actividades con ellos.

Pero entretenerse junto a tus hijos trae muchas cosas positivas, conoce aquí algunas:

  • Generarán recuerdos que no olvidarán jamás

Si te diviertes 15 minutos al día con tus hijos lograrás momentos que ambos recordarán siempre. Ya que, el cerebro aprende y recuerda porque se emociona y como el conocimiento es un mundo de emociones, qué mejor forma de aprender que con el juego.

  •  Conocerás mejor a tu hijo

Podrás ver como evoluciona y alcanza sus logros. Descubriendo así para que es mejor y que se le da bien.

  •  Te hace ser más flexible y desterrar estereotipos

Ver cómo interactúa tu hijo te permite mirar más allá de tu propia visión y ganar empatía. Porque ellos juegan libremente por lo que te ayudará a ampliar tu visión dejando de lado los estereotipos.

  •  Generar soluciones alternativas a tus problemas

El tiempo con tu hijo te hará ser más creativo. Te ofrecerá nuevas posibilidades para afrontar la adversidad.
Observándolos veras que no todo es blanco y negro.

  •  Combate el estrés

Es un momento de alegría te ayudará a liberar tensiones tras un duro día de trabajo. Intentar cambiar el «pero» por el «y»; es decir, te gustaría jugar con tu hijo pero tienes que planchar, mandar un email… ¿Y si lo conviertes en «voy a estar con mi hijo y mandar un email»?

Asegura que al añadir esta «y» a tu cabeza, logrará que hagas lo posible para sacar dos ratitos para cada cosa. Y esto puede servir para todos los aspectos de tu vida.

Ahora Escuchas