03 Mar, 2020. 13:58 hrs

Clases de Pole Dance la llevan en las despedidas de soltera

Para participar no se necesita experiencia previa en el caño


Archivo

La clases de Pole Dance cada vez están siendo más solicitadas en las despedidas de solteras.

La modalidad consiste en una clase personalizada a domicilio, de aproximadamente una hora y media, en las que una instructora enseña las técnicas propias de esta disciplina.

Así, a través de giros, ascensos y otras acrobacias,  la novia y sus amigas van aprendiendo y montando una coreografía simple.

 

Las clases de Pole Dance se suelen recomendar grupos de diez a quince personas, de modo que todas puedan participar.

Eso no es todo ya que también se trabaja con barras portátiles que no dañan el piso ni el techo, pues se afirman a presión.

Según el proveedor que elijan, también podrán acceder a servicios como fotografía, luces y DJ, además de un regalo de cortesía para la novia y sus acompañantes.

Cómo surgió el Pole Dance

Su origen puede encontrarse hace más de doscientos años, cuando comenzó a utilizarse el ‘mallkhamb’, una especie de pilar gimnástico para practicar yoga y aumentar la fuerza muscular. Asimismo, hay registros que dicen que proviene del mundo circense y de las ferias ambulantes que se realizaban a principios del siglo XX. Las maniobras sobre barra fueron incorporadas en los ‘cabarets’ de la década de los años cincuenta y eran ejecutadas por bailarinas que generalmente terminaban haciendo un ‘striptease’, de ahí su asociación con el mundo nocturno.

Ahora Escuchas