17 Mar, 2021. 11:14 hrs

Droga alucinógena se pone a prueba: ¿podría curar la depresión?

A las personas que se les administre la droga en la prueba, se les realizará un seguimiento de al menos seis meses.


DMT ES USADO EN PRUEBAS PARA LA DEPRESIÓN

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 264 millones de personas alrededor del mundo tienen depresión. Es por esto que se han buscado nuevas formas de combatir el padecimiento, y esta vez, se le dio cabida a las drogas alucinógenas.

Un grupo de científicos y doctores en Reino Unido decidieron experimentar por primera vez con una potente droga alucinógena: el DMT. Esta es reconocida por ser parte de algunos rituales chamánicos, sin embargo, en esta oportunidad se utilizará para saber si contrarresta lo síntomas de la depresión.

Quienes realizan el ensayo son la compañía Small Pharma. Estos estarán a cargo de administrar a quienes padezcan depresión la sustancia, la cual, según Futuro 360, «es una triptamina alucinógena con efectos psicodélicos similares a los producidos por el LSD y los llamados hongos mágicos».

El DMT es es el ingrediente activo de la ayahuasca, planta medicinal tradicional conocida por su uso en rituales. También se conoce bajo el nombre de «molécula espiritual», ya que altera la conciencia humana y produce alucinaciones. 

Entre las fases del ensayo que realizará el equipo, se encuentra una terapia de conversación, la cual junto con la dosis administrada adecuadamente, podría «ser efectivas para tratar una variedad de enfermedades mentales», según el medio BBC.

El medio también señaló que a quienes se le administre la droga alucinógena, se les realizará un seguimiento de al menos seis meses, con el fin de ver que tan largos son los efectos durante el tratamiento.

Small Pharma espera que el nuevo método ayude a las personas con depresión que no suelen responder a bien a tratamientos o medicación convencional. “Creemos que el impacto será casi inmediato y más duradero que los antidepresivos convencionales“, manifestó al medio BBC, Carol Routledge, directora de la compañía británica.