10 Ago, 2021. 13:16 hrs

La razón por la que Quentin Tarantino no le dará ningún peso a su mami

Un comentario de su progenitora hizo que el exitoso Quentin Tarantino tomara una drástica decisión respecto a su relación con ella.


Quentin Tarantino
Getty Images

¿Qué tan importante son los comentarios de nuestros padres cuando somos pequeños? Al parecer importan bastante, así lo evidenció Quentin Tarantino, quién contó la razón por la que mantiene una alejada relación con su mamá.

El exitoso director de cine contó en una entrevista en el podcast The Moment de Brian Koppelman, que mantiene una conflictiva relación con su progenitora. Esto debido a los comentarios mala leche que le hizo desde que era niño respecto a su talento para el cine y la escritura.

«Ella se quejaba porque yo no le prestaba atención a la escuela y en una ocasión, en medio de una discusión me dijo: ‘Ah, y por cierto, esta pequeña carrera de escritor que comenzaste, ¡esa mierda se acabó!’», recordó Tarantino.

Fueron esas palabras las que quedaron pegadas en la retina de Quentin Tarantino y por la que decidió tomar una decisión que cambiará su relación de por vida con su madre.

«Y cuando me dijo eso, de esa manera sarcástica, me dije: ‘Muy bien, entonces cuando me convierta en un director, nunca verá ni un centavo de mi éxito. No habrá casa para ella, ni vacaciones ni auto. No obtendrá nada por lo que me acaba de decir’», detalló.

Ante tan potente decisión Koppelman le consultó si es que había mantenido su promesa hasta la actualidad, a lo que el director afirmó que sí. Jamás le compró una casa a su madre ni disfrutó de su éxito en el cine. «La ayudé una sola vez con un problema de impuestos que tuvo, pero no hubo ni Cadillac ni casa», sentenció Quentin Tarantino.

«Hay consecuencias por lo que uno le dice a sus hijos, recuerden que hay consecuencias por emplear un tono sarcástico sobre lo que es importante para ellos», concluyó el director, quien fue padre por primera vez a sus 56 años, en 2020, junto a su mujer, Daniella Pick.

Getty Images
Getty Images

Difícil relación familiar

Su madre, Connie McHugh dio a luz a sus 16 años, fruto de su matrimonio con Tony Tarantino, y la pareja se separó antes de que Quentin naciera. En 1966, cuando el director era un niño de tres o cuatro años, Connie viajó a Los Ángeles con él.

Se casó con el músico Curtis Zastoupil. Después de que se divorciara de Zastoupil, Tarantino fue enviado a la casa de sus abuelos en Knoxville, Tennessee. Aunque no se sabe mucho sobre la vida de la madre del actor, Tarantino todavía se refiere a ella en tiempo presente, insinuando que Connie todavía está viva.

Según contó el guionista, su padre le mintió a su madre y le dijo que era estéril cuando se casaron. Cuando descubrió que estaba embarazada la invadió el enojo y decidió que criaría a su hijo lejos de su ex marido.