20 mayo, 2019

Estos 8 efectos produce el alcohol en nuestro cuerpo cuando “le ponemos weno”

Hay cosas positivas y negativas


Se sabe que el alcohol produce distintos efectos y estos pueden ser aún más complejos cuando los relacionamos con el sexo.

A partir de esto la terapeuta sexual Laurie J. Watson, reunió algunas informaciones basadas en estudios científicos para revelar los efectos del copete  en las relaciones sexuales.

Acá te contamos los pros y contras de la sustancia en un artículo traducido y adaptado del portal Psychology Today:

1. El alcohol reduce nuestras inhibiciones

Si bien el alcohol no aumenta la libido, este disminuye las inhibiciones. Puede aliviar nuestra ansiedad y ayudarnos a superar los problemas sexuales. De esta forma, las preocupaciones con la imagen corporal o alcanzar el orgasmo se pueden disminuir con una copita de vino.

2. El alcohol puede ayudar a concentrarse en el presente

A veces por el estrés baja la frecuencia para tener relaciones sexuales. Las propiedades depresoras del alcohol disminuyen temporalmente las neuronas en nuestro cerebro, disminuyendo la presión y la tensión de nuestras preocupaciones. Eso ayuda porque el sexo ideal exige que nos concentremos en las sensaciones del cuerpo, dejando de lado nuestros factores estresantes.

3. Los sentimientos de atracción aumentan

Los estudios muestran que la gente clasifica a los demás como más atractivos después de beber. La atracción es, de hecho, influenciada por la forma en que nos estamos dando bien con el otro, nuestros sentimientos de conexión, nuestro propio estado de ánimo y también la apariencia de nuestro compañero.

4. Nos da ganas de estar cerca de alguien

El efecto del alcohol en nuestra corteza pre frontal, que gobierna nuestras emociones, puede llevarnos a tener mayor proximidad con el compañero.Además, él puede hacernos más comunicativos y más abiertos sobre nuestros sentimientos amorosos.

Desafortunadamente, en cantidades más grandes, el alcohol puede hacer exactamente el contrario de lo que se mencionado y alejarnos de la conciencia.

5. El alcohol carga riesgos inherentes como sustancia

Para algunas personas, el riesgo de alcoholismo es muy real y cualquier tipo de alcohol puede llevar a caer en un vicio. Algunas condiciones de salud y medicamentos también tienen contraindicaciones para el alcohol. Además, existen investigaciones que sugieren una posible conexión entre el consumo regular de alcohol y el cáncer u otras enfermedades.

6. Mal desempeño sexual

El exceso de alcohol generalmente causa un mal funcionamiento eréctil. Para las mujeres, puede deshidratar la vagina, haciendo que la penetración sea incómoda y hasta dolorosa.

7. La capacidad de tomar decisiones se ve afectada

Si no estamos seguros, el alcohol puede hacernos tomar decisiones impulsivas, como por ejemplo, tener sexo desprotegido, entre otras cosas aún más delicadas.

8. Nos puede separar de la realidad y de nuestra pareja

El estar arriba de la pelota puede ser una manera pasiva de no estar presente con nuestro compañero e imposibilita comprender sus necesidades sexuales y emocionales

Ahora Escuchas