25 junio, 2019

Indignación por bikini que se vende a 1 euro en Internet

ONGs han pedido a los usuarios que no adquieran el producto, ya que cuestionan la ética tras la fabricación del traje de baño.


Polémica ha generado en el Reino Unido la venta de un traje de baño femenino a tan solo una libra esterlina. La marca británica Missguided lanzó a la venta un bikini a un irrisorio precio equivalente a 1,20 euros, lo que ha provocado la molestia en las redes sociales.

 

Cibernautas y ONGs han pedido que no adquieran el producto ya que cuestionan la ética tras la fabricación del traje de baño, ya que según ellos, es difícil que a tan bajo precio se respeten derechos laborales y se pague de forma adecuada la mano de obra detrás de la fabricación de la prenda.

“¿Cómo c… puede ser esto ético y sostenible?” o “¿Cuánto les pagaste a tus trabajadores esclavos para que produjeran un bikini de solo una libra? Me encantaría saberlo…”, escribió un usuario.

 

Además, reclaman que su bajo precio fomenta la cultura de usar y botar sin tener consciencia de la contaminación que generan este tipo de productos. “Cuando la ropa cuesta menos que un café, anima a comprar más cosas de las que necesitamos, sin pararnos a considerar si valoraremos estas prendas a la larga”, dice Fashion Revolution, movimiento global que pide una mayor transparencia en la industria de la moda.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Last week, a major UK fashion brand launched a bikini that costs just £1 ( which is approx. €1.12 or $1.26 USD). When clothes cost less than the price of a coffee, it encourages us to buy more things than we actually need, without stopping to consider whether we’ll value these garments in the long-term. In fact, an MIT study estimated that some 150 billion items of clothing are produced every year. This volume of production has doubled in just the past 15 years. As a society, we buy more clothing than ever before. Meanwhile, a 2018 report from Onepoll found that 83% of UK consumers are buying clothes they never wear. Plus, in the UK we send around 350,000 tonnes of clothing (£140 million worth) to landfill every year, according to WRAP. While we acknowledge that price is not always an accurate measure of working conditions and wages for workers in the supply chain, £1 sends a dangerous message about the value we place on clothing, the rate at which we consume it and the disregard for the wellbeing and livelihoods of the people who work so hard to make our clothes. #LovedClothesLast #WhoMadeMyClothes #FashionRevolution

Una publicación compartida de Fashion Revolution (@fash_rev) el

El movimiento señala que este tipo de productos a tan bajo precio manda un mensaje peligroso sobre el valor que le damos a la ropa. Es un “desprecio por el bienestar y la vida de las personas que trabajan tan duro para hacer nuestra ropa”, agrega.

Por su parte, la marca de ropa se defiende argumentando que el objetivo es que “las mujeres se vean y se sientan bien sin necesidad de gastar dinero”.

 

Ahora Escuchas