08 Abr, 2021. 17:46 hrs

¡No te aguantes más las ganas de ir al baño!: Conoce las graves consecuencias de este mal hábito

Las personas suelen aguantar sus ganas de ir al baño sin pensar en las consecuencias que esta simple omisión puede traerles a largo plazo


ir al baño

Las personas suelen aguantar sus ganas de ir al baño sin pensar en las consecuencias que esta simple omisión puede traerles a largo plazo.

Las principales dolencias y enfermedades pueden desencadenarse al aguantar las ganas, esto se debe a que el cuerpo queda impedido de eliminar las toxinas de forma natural a través de la orina.

Esto finalmente puede producir bacterias que a la larga potencian graves y duraderas infecciones.

DAÑO A LOS RIÑONES

Es muy importante tener en cuenta que aguantar las ganas de ir al baño o que retener el líquido, tiene relación directa con problemas y enfermedades graves a los riñones.

La vejiga es el órgano del cuerpo encargado de almacenar la orina, cuando ya está en su límite lo hace saber. Si no se vacía a tiempo el órgano se ve forzado a sobre estirarse y ahí es cuando comienzan los problemas de salud.

Dentro de las prinicipales consecuencias y enfermedades de este mal hábito es la pérdida de sensibilidad, cálculos en los riñones, las infecciones como la cistitis.

Además el aguantarse de irse al baño puede a la larga causar dolor pélvico y escalofríos.

Un mal hábito con peligrosas consecuencias

Dentro de las consecuencias más dolorosas de aguantar las ganas de ir al baño, están los cálculos en los riñones. De acuerdo a los profesionales de la salud, las piedras que se forman en el órgano producen uno de los dolores más agudos que una persona puede experimentar.

Los cálculos renales están formados por la cristalización de calcio, magnesio, amonio y fosfato, todo estos elementos se encuentran en la orina.

Si te aguantas las ganas de ir al baño, también puedes lastimarte el tracto urinario, porque la orina es una de las formas que el cuerpo tiene de expulsan desechos. Si las personas la retienen por mucho tiempo, se vuelven más vulnerables a desarrollar infecciones relacionadas a la acumulación de microbios.