28 Abr, 2021. 18:23 hrs

¡Que mal!: Influencer brasileña revela los fatídicos resultados de su bichectomía

El cambio en su cara es increíble y ella dice «me convertí en una calavera»


Bichectomía

La bichectomía se ha vuelto cada vez más popular entre los procedimientos quirúrgicos estéticos.

La cirugía que elimina la grasa de las mejillas tiene resultados bastante prometedores y evidentes, ya que puede cambiar toda la estructura facial de una persona.

En todo caso es común hay efectos más allá de lo físico, ya que los cambios son tan radicales que pueden dificultar que la persona se acostumbrarse a su «nueva cara».

Jéssica Frozza es una influencer y tiktoker brasileña, que se sometió a una bichectomía. La mujer se ha arrepentido muchísimo de la decisión que tomó luego de ver los resultados de su operación.

Si bien en un principio Jéssica estaba feliz con los resultados de la operación pasados los meses comenzó a ver cambios que no le gustaron para nada y que hoy la tienen muy arrepentida de su decisión.

«Entiendo que fue un procedimiento nuevo, que no sabríamos el final de todo. Tuve una mala experiencia« explicó la influencer una publicación en donde muestra el antes y después de la bichectomía.

El impactante cambio

En una transmisión en vivo la influencer comentó lo arrepentida que estaba de haberse realizado la bichectomía.

«Me convertí en una calavera, ¿por qué nadie me avisó? Mi cara se cayó, no reconozco mi rostro», dijo la mujer respecto todos los cambios físicos que ha debido enfrentar.

173358873_512292289798479_6149069439378434777_n
Jéssica Frozza- Instagram

En el post que compartió sobre el antes y el después de su operación Jéssica aprovechó de aclarar que ella no está en contra de la operación y que para todas las personas funciona distinto.

Además explicó que en ningún momento ha querido responsabilizar a sus cirujanos, pues ellos hicieron una excelente bichectomía.

Como una forma de reparar el daño y recuperar la forma de su cara Jéssica se puso implantes de silicona en sus mejillas. Esta solución tampoco la ayudó así que optó por deshacer el procedimiento.

Actualmente la influencer comparte en sus redes sociales el proceso psicológico que atraviesa para aceptar el resultado de su bichectomía y volver a quererse.

«Tuve un trastorno de imagen severo y gracias a Dios hoy estoy en deconstrucción. Me voy a quitar la prótesis de silicona y empecé a quererme a mí misma y a mejorar lo que tengo. ¡Aceptando lo que Dios me ha dado!» afirmó Jéssica en uno de sus post de Instagram.

Ahora Escuchas