07 Jun, 2021. 16:25 hrs

«Sweet Tooth»: La nueva serie de Netflix que cautiva a la audiencia

Está basada en un comic distinto a lo habitual y tiene ocho capítulos.


Sweet Tooth

Una nueva y entretenida serie llegó al catálogo de Netflix desde este mes, se trata de «Sweet Tooth», inspirada en una especial tira de comic.

Esta historia está llena de esperanza, asombro, donde un niño es el protagonista, un pequeño con cuernos de ciervo llamado Gus.

La historia de «Sweet Tooth», está basada en la serie de cómics DC / Vertigo de Jeff Lemire, aunque un poco más amigable que la original.

Fue desarrollada por Jim Mickle (Stake Land), que la transformó en un cuento de hadas distópico, con momentos de genuino horror que, de alguna manera, nunca se sienten fuera de lugar.

La serie ya está disponible en Netflix, y cuenta con ocho capítulos en los que se cuenta esta especial historia.

Dentro de su elenco, tiene a Nonso Anozie, Christian Convery, Adeel Akhtar, Stefania LaVie Owen, Dania Ramirez, Aliza Vellani y Neil Sandilands, con James Brolin y Will Forte. Además Robert Downey JR. es productor ejecutivo.

¿Qué cuenta la historia?

Hace una década, el brote de un virus mortal, comúnmente conocido como los Enfermos, coincidió con el inexplicable nacimiento de híbridos, bebés que son en parte humanos y en parte animales.

La proximidad de los eventos gemelos, más tarde conocidos como «El Gran Crumble», llevó a algunos humanos a temer y luego a cazar híbridos.

El niño ciervo Gus (Christian Convery) es uno de los afortunados, criado por su padre (Will Forte) en relativa seguridad en su hogar aislado en el bosque.

Pero eso cambia cuando, armado con escasas pistas, Gus, de 10 años, se pone en camino con su nuevo y reacio compañero, un fornido solitario llamado Jepperd (Nonso Anozie de Game of Thrones ), para descubrir su origen.

La suya es una amistad poco probable, con el ingenuo pero inquisitivo Gus (apodado «Sweet Tooth» por su amor por el chocolate) en busca de su pasado, incluso cuando el cínico y brusco Jeppard (llamado «Big Man» por Gus) intenta escapar de su propio.

Es a través de sus ojos, y a través de la voz de un narrador invisible y omnipotente (James Brolin), que vemos el escenario postapocalíptico de Sweet Tooth, una hermosa pero peligrosa pradera estadounidense recuperada lentamente por la naturaleza y salpicada de recordatorios de la vida antes de The Gran Crumble.