31 agosto, 2021

¡Chiquillas! pidan el masaje Yoni: lo mejor para regalonear la zona íntima

La idea de esta técnica es mejorar el placer, pero también tiene beneficios relacionados con la sensibilidad vaginal.


masaje yoni
Getty Images

Hacer el delicioso no solo significa la penetración, muchas parejas esperan un regaloneo más allá, que finalmente el encuentro sexual signifique un espacio de bienestar mutuo. Y para lograr eso, una buena opción es el masaje Yoni.

Se trata de un masaje en la zona íntima femenina y según explican expertos el objetivo de este masaje es liberar la tensión, que puede aumentar la sensibilidad vaginal, reducir la ansiedad y puede curar hasta traumas pasados.

Por otra parte, la palabra Yoni alude a la vagina o vulva, y este masaje es un método para explorar la zona íntima. Y para saber más al respecto Cosmopolitan informó sobre la temática.

¿Qué es el masaje Yoni?

La palabra ‘yoni’ es parte del sánscrito, una antigua lengua india y literalmente significa ‘portal sagrado’. El experto en sexo tántrico, Alexey Kuzmin, explica que al contrario de lo que la gente piensa, este masaje NO tiene la intención de hacer llegar al orgasmo.

Él explica que si bien un masaje sexual busca llegar al clímax, «el masaje yoni es mucho más que una simple estimulación carnal. Por supuesto, un orgasmo puede ocurrir espontáneamente, pero un genuino masaje yoni no tiene la intención de “satisfacerte” en este momento, sino ayudarte a estar más satisfecho con tu vida sexual a largo plazo».

Getty Images
Getty Images

La idea es que el masaje yoni te ayude a tener «una mejor vida sexual e incluso a una mejor bienestar emocional. Si bien la mayoría de mis clientes sienten algún tipo de ansiedad, entumecimiento o dolor durante el sexo, y esperan explorar y desarrollar su experiencia sexual, el masaje yoni también tiene el poder de curar el trauma sexual pasado».

Supuestamente los beneficios son varios con este método. Eso sí, este tipo de masajes no son cortos, pudiendo durar de una a tres horas. Por otro lado, hay lugares que pueden hacértelos, pero también pueden ser hechos por ti misma o tu pareja.

¿Cómo conseguir uno de estos masajes?

Si bien no es una práctica regulada, puedes encontrar profesionales que los hagan, pero la mentora en sanación sexual, Grace Hazel, señala que hay que tener ojo en revisar los antecedentes del experto que ofrezca el masaje yoni, para que sea una experiencia segura.

«Si no puedes obtener una recomendación personal de alguien en quien confíes, sin duda deberías hacer una llamada de consulta antes de una sesión para que puedas construir una relación y establecer límites de antemano», expresó ella.

Además recalca que «nunca vayas a ver a un profesional si no te sientes segura. Si estás nerviosa, establece una palabra segura que podrá ayudarte al asegurarte de que se detendrá el masaje en cualquier momento si te sientes incómoda». 

Según Alexey Kuzmin, el masaje puede empezar como cuerpo completo y luego conducir a la vagina cuando se esté relajada y lista. También detalla que el toque NUNCA debe ser fuerte o rudo, «pero habrá una combinación de diferentes toques, como conectarse en quietud o trabajar con ciertas áreas sensibles. Aunque, varía de cliente a cliente. El masaje yoni para explorar la sensibilidad es muy distinto al de la técnica usada para alguien que tiene ansiedad o dolor durante el sexo, por ejemplo. Las respiraciones profundas y lubricante o aceite también son usados para crear una atmósfera calmada y cómoda».

¿Se puede hacer en casa?

Si te gustaría hacer un masaje yoni en ti misma o a tu pareja, hay algunos tips que expertos dieron a Cosmopolitan también.

Lo primero es crear un ambiente cómodo, con cero distracciones. Por ejemplo, chequear la temperatura del cuarto, prender algunas velas, poner música relajantes, etc. El foco aquí debe ser hacer lo que te haga sentir a ti o tu pareja lo más relajada posible.

Luego, debes asegurarte que la vagina tuya o la de tu pareja esté totalmente excitada, lo que puede tomar entre 20 a 45 minutos. En ese tiempo, puede ayudarte de ver pornografía, escuchar audios sexuales, leer un libro erótico o tomar una ducha sensual.

Cuando tu pareja o tú tenga su zona íntima lubricada, esto debes hacer:

  • Parte con toques generales: Masajea otras partes del cuerpo, como el abdomen, el pecho, para que le cuerpo de a poco suba su temperatura. Puedes usar un aceite esencial o una loción, para que el tacto sea más relajante.
  • De a poco masajea los muslos, moviéndote hacia la parte interna de estos. Luego masajea los labios externos e internos. Después de una estimulación, deberías notar que esta parte se hincha y se pone más sensible.
  • Luego, haz círculos alrededor del clítoris, moviendo la capa que lo protege de un lado a otro, para estimulación.
  • Luego, en la entrada de la vagina, haz masajes en círculos alrededor de esta.
  • Por último, si buscas el clímax, estimula con penetración de los dedos, masajeando la parte interna de tu zona íntima.

Si bien puede sonar como masturbación, la idea del masaje Yoni es ser una experiencia más bien de reflexión, donde medites o te enfoques en tu respiración o cómo la sensibilidad en tu zona íntima se despierta y se comporta. 

Ahora Escuchas