12 febrero, 2020

Mujer comentó su fallida experiencia con tratamiento para las cejas

Todo para poder tener cejas pobladas.


Shannon Bozzell es una mujer que 41 años, quien quería aprovechar de regalarse una manito de gato, por lo que se sometió al «microblading», una técnica de micropigmentación con el que se pueden corregir o rellenar parte de las cejas para engrosarlas. Pero más que arreglarlas, terminó viviendo una pesadilla.

Resulta que la chiquilla quería enchular esa parte de su rostro, luego de que durante su juventud abusara de la depilación de cejas. Es por esto que recurrió a este innovador tratamiento, con resultados que estuvieron lejos de lo esperado.

«¡Me arruinó el rostro! Me he estado escondiendo desde entonces. Pasé de no tener nada de cejas (por habérmelas depilado en exceso cuando tenía 20) a tener las cejas más grandes y feas de Kalamazoo. La razón por la que hago esto público es porque la gente debe tener cuidado» relató la mujer en redes sociales, de acuerdo a lo informado por el New York Post.

«Volví al salón para que la artista pudiera ‘raspar’ algo del color y volver a darles forma. Ahí fue cuando mis cejas se infectaron y supuraron mucho (aún tengo cicatrices rosadas muy visibles)» agregó.

Te puede interesar: «Katherine Orellana se enchuló los labios»

Finalmente en el salón donde se atendió la mujer le ofrecieron nuevamente arreglar esta situación, pero de todas formas Shannon prefirió acudir con otro especialista para que arreglaran el desastroso trabajo. 

Ahora Escuchas