16 Jun, 2020. 12:46 hrs

Fiscal alemán habría confirmado a los padres de Madeleine McCann el asesinato de la menor

«Tenemos evidencia concreta de que nuestro sospechoso mató a Madeleine», aseguró el persecutor a un medio británico.


Luego de 13 años de angustia para la familia, al parecer el misterio de la desaparición de Madeleine McCann está siendo resuelto. De hecho, medios británicos aseguran que la fiscalía alemana, a cargo del caso durante las últimas semanas, envió una carta a los padres de la niña para confirmar que fue asesinada.

De acuerdo al diario inglés Mirror, el fiscal, Hans Christian Wolters, se contactó con la familia vía escrita con el propósito de dar a conocer los detalles del avance de la investigación. Sin embargo, el persecutor precisó que no puede decir aún cómo supo de la muerte de Madeleine, delito que tiene como sospechoso al alemán Christian Brueckner, de 43 años.

«Es más importante que tengamos éxito y podamos encontrar al culpable, en lugar de simplemente poner nuestras cartas sobre la mesa», dijo Wolters al citado medio. «Tenemos evidencia concreta de que nuestro sospechoso mató a Madeleine», agregó el persecutor.

El fiscal alemán dijo que Mirror que «la policía británica ha sido informada, pero no tienen todas las evidencias que nosotros tenemos. Los resultados de nuestra investigación se han compartido, pero no todos los detalles se han pasado a Scotland Yard».

Sin embargo, Kate y Gerry McCann, padres de Maddie, desmintieron haber recibido una carta donde la fiscalía alemana les informara sobre la muerte de la menor o haber recibido algún tipo de evidencia al respecto.

En tanto, el portavoz de la familia McCann, Clarence Mitchell, aclaró que no revelarán temas que corresponden a comunicaciones privadas, sin confirmar si ya ha recibido la carta del fiscal alemán.

La policía alemana anunció el 3 de junio que investigaba a un nuevo sospechoso, Christian B., actualmente en prisión en Kiel, al norte del país, por tráfico de drogas.

Los investigadores sospechan que este último está detrás del asesinato de la niña británica, de tres años al momento de la desaparición, ocurrida en mayo de 2007 en Portugal, mientras la familia estaba de vacaciones en un resort de Praia da Luz.

El sospechoso es un pederasta reincidente, al que trasladaron a una celda de aislamiento por motivos de seguridad, y que también es investigado por la muerte de una joven alemana en Bélgica y la desaparición de al menos otros dos menores.

Ahora Escuchas