16 abril, 2021

¿Has probado con el juego de roles en el sexo?: ¡Aquí te damos tips!

Además te contamos cuáles son lo más entretenidos


Pareja Pareja

Debido a la pandemia, distintas cosas se han visto afectadas en la vida de las personas. Y como no si esto de la cuarentena nos ha hecho cambiar nuestra rutina.

Un ejemplo de ello, es el ámbito sexual. Por eso es bien importante a pesar de las circunstancias mantener la llama encendida pues.

Un tip que pude servir es experimentar con juegos de roles y así innovar.

Aquí te dejamos unos consejos:

La idea de este tipo de dinámicas es recrear nuestras fantasías más escondidas. Una situación que siempre funciona es la de de la jefa y el empleado. Puede ser viceversa también, pero esta vez mandará el sexo femenino. Si quieres sentir verdaderamente que estás en la oficina, puedes hacerlo en el escritorio de tu casa. Los lentes siempre te darán un toque sexy.

El juego del mayordomo y la mucama es un clásico que nunca falla. Si has visto la serie «Bridgerton» podrías inspirarte en algunas de las situaciones ahí planteadas.

El rol del o la masajista erótica también es bien recibido. Tienes que meterte en el personaje y tener todos los implementos para hacer que tu pareja pase un buen momento de masajes. Acá fácilmente se pueden invertir los roles.

Jugar a los desconocidos siempre es excitante. Puedes hacer un intento de «cita a ciegas». Recrear todo el ambiente de cuando uno no conoce a la otra persona. Finalmente, estarás con una persona que conocer desde siempre pero haciéndose los que no se conocen. ¿Suena atractivo no?

Hacer como si fuera la primera vez que tienes relaciones sexuales también es un juego que se practica mucho. Ahora tendrás toda la experiencia, pero podrías armar una atmósfera de como si fuera la primera vez.

El maestro o la maestra de yoga también funciona muy bien. Esta dinámica trata sobre la flexibilidad, ya que las posturas de yoga requieren de esta aptitud. Acá también pueden jugar al personal trainer y la alumna o al revés, es la misma dinámica.

Un juego de rol que no se practica mucho es el de los mejores amigos. ¿A quién no le gustó su mejor amigo o amiga? La tensión sexual que había en entonces era mucha. Ahora la puedes poner en práctica con tu pareja.

Por último, un clásico de clásicos, el piloto. Esta vez podemos cambiar un poco la historia y que la mujer sea la piloto y la otra persona sea un pasajero. Puede pasar de todo en la cabina del avión.

¿Y, te atreves?

 

Ahora Escuchas