26 mayo, 2021

¡Inédito!: tras 3000 años, vuelven a nacer demonios de Tasmania en Australia

Desde la ONG australiana Aussie Ark jugaron todas sus cartas para perseverar esta tierna especie


DEMONIO DE TASMANIA

Como detallan los expertos, los demonios de Tasmania en estado salvaje desaparecieron del continente australiano hace aproximadamente unos 3.000 años. Es por eso que recientemente un hecho histórico alegró a la fauna del continente.

Y es que, según señaló CNN fueron siete los demonios de Tasmania que nacieron de forma natural esta semana. Esto gracias al duro trabajo de grupos conservacionistas que cuidan de estos marsupiales reintroducidos.

Este hecho inédito sin duda llena de esperanza en relación a la perseveración de la legendaria especie.

Como indicó la ONG australiana Aussie Ark por medio de sus redes sociales, estos pequeños demonios de Tasmania vinieron al mundo en el Santuario de Vida Silvestre Barrington. El recinto de 400 hectáreas se ubica en Nueva Gales del Sur.

Esta ONG animalista se la jugó con todo por esta especie en peligro, y en septiembre de 2020, devolvieron a la naturaleza del continente australiano 11 ejemplares de demonios de Tasmania.

¿Por qué desaparecieron?

Como señala el medio, la desaparición de estos tiernos marsupiales carnívoros ocurrió después de la llegada de los dingos, un tipo de perro salvaje. Es por eso que las pequeñas bestias, que incluso dan nombre al mítico personaje de las caricaturas, se limitaron a vivir en la isla de Tasmania.

Pero aunque parecían estar a salvo en esta isla, otro gran golpe afectó a la especie. Y es que una forma contagiosa de cáncer llamada Enfermedad del Tumor Facial del Demonio (DFTD), fue el responsable de la reducción de los ejemplares del tierno animal.

El medio detalló que esta enfermedad ya tomó la vida del 90% de la población de demonios de Tasmania desde que su descubrimiento en el año 1996.

«Hemos trabajado incansablemente durante la mayor parte de los 10 años para devolver a los demonios a la naturaleza salvaje de Australia continental con la esperanza de que establezcan una población sostenible. Una vez que regresaran, todo dependía de ellos», dijo Aussie Ark en un comunicado este lunes.

«Los habíamos estado observando desde lejos hasta que llegó el momento de intervenir y confirmar el nacimiento de nuestras primeras crías salvajes. ¡Y qué momento!», agregaron.

 

Ahora Escuchas