12 Jul, 2021. 12:25 hrs

Alejandra Araya reveló que fue diagnosticada con cáncer: pudo perder la voz

La actriz que se lució en «Perdona nuestros pecados» se tuvo que someter a una cirugía para extirpar dos ganglios con metástasis.


Alejandra Araya
@alearaya.c

Uno de los momentos más difíciles de su vida, fue el que contó Alejandra Araya durante su participación en el último capítulo de «La Divina Comida».

La actriz confesó que vive un duro momento de saludo, debido a que tiene dos ganglios con metástasis, producto a un cáncer que fue diagnosticado hace algunos años.

«Siempre tuve problemas a la tiroides desde niña, me lo descubrieron cuando tenía como diez años y el 2016 se descubre este cáncer. Uno de los nódulos que estaba en el centro era mucho más grande. La biopsia salió mala y me dijeron ‘te tienes que operar'», contó Alejandra Araya.

La noticia le llegó en uno de los momentos profesionales más importantes, situación por la que pidió posponer la intervención.

«Yo venía entrando a mi primera teleserie, Perdona Nuestros Pecados. Le cuento esto al oncólogo y él me dice ‘¿cuánto debe durar?’. Yo dije entre 6 a 8 meses», expresó.

El doctor accedió a posponer la operación, con el compromiso de monitorear y retomar el tratamiento cuando el proyecto llegue a su fin. Pero la teleserie de Mega duró dos años, debido a su éxito.

«Cuando volví al doctor la operación debía ser ‘ahora’, porque podía ser que me quedara sin voz», relató.

«Yo desperté de la operación y lo primero que hice fue hablar obviamente. Escuché mi voz bien», comentó Alejandra Araya.

Causas emocionales

Mientras Alejandra Araya compartía su experiencia, Mariela Montero, quién también era una de las participantes le consultó que había alguna relación con algo emocional.

«Por supuesto que hay mucho de eso (…) Es el chakra de la comunicación y de cómo expresas tus emociones. Saber en qué momento de mi vida estaba cuando a los diez años me descubrieron esto», respondió la actriz.

«Yo digo que fue porque mi nana, mi segunda madre, se fue de mi casa a desarrollarse como persona en otros trabajos, y eso fue un dolor muy grande para mí. Yo creo que ahí empieza como una cosa del sentido de la tiroide», relató.

Finalmente Alejandra Araya recalcó que, «todos los días me tengo que tomar el Eutirox, que es una pastilla que odio todas las mañanas, y controles periódicos porque tengo dos ganglios con metástasis. Pero hoy día estoy bien. Estoy bien».