29 diciembre, 2021

Audio: Los magníficos consultaron cosas inocentes que creías de niño

En una nueva ronda de «palabras sueltas», Lucho Hernández y Juako Lee le preguntaron a los auditores cosas inocentes que creían de niño.


AUDIO LOS MAGNIFICOS
Radio Activa

Tal como cada mañana «Los Magníficos» de Radio Activa, realizan dinámicas entretenidas y los muyayos que los escuchan responden cosas muy hilarantes. En esta oportunidad, Lucho Hernandez y Juako Lee realizaron una nueva tanda de «palabras sueltas», donde apelaron a la infancia de todos los auditores y preguntaron «cosas que creías inocentemente de niño o niña». 

Revisa el audio completo: 

Juako Lee comenzó recordando que cuando era niño pensaba que «las nubes eran solidas» y que «había gente chiquitita dentro de la radio», además rememoró una ocurrencia de un auditor que pensaba que su padre era gay; porque su viejo siempre «iba a ver un pololito los fines de semana».

Nuestro querido Lucho de Chile de pequeñito también tenía una menta inocente. En este caso él se preguntaba sí «¿La nieve será tan rica como el merengue»entre otras inocentes de la infancia.

Las inocentes creencias de los auditores

Un primer auditor dijo que en su tierna mente de niño creía que «el señor Barriga de verdad aplastaba a Don Ramón», cosa que a más de uno se le ocurrió cuando vimos ese clásico de la televisión.

Otro muyayo contó una mala pero chistosa experiencia navideña, porque creía en el viejito pascuero hasta que «vio a su papá cambiarse de ropa en una pieza», recordó su descubrimiento; similar al que muchos hicimos de niño.

Un tercer participante creía que «el chofer de la micro vivía en su micro» y una auditora contó que su abuelo le decía que «cuando comía níspero y se tragaba el cuesco le crecería un árbol por las orejas», cosa que le daba mucho susto.

Otra muyaya no tuvo educación sexual como muchos de nosotros y creía a sus 14 años que «cuando la miraban iba a quedar embarazada»; pensamiento inocente que mantuvo durante su adolescencia.

Un inocente auditor de niño no tenía un certeza inocente, sino que más una duda porque «no sabía como el chofer de la micro sabía donde debía bajarse», recordó el dubitativo hombre.

Los últimos auditores creían que «cuando se enojaba se iba a transformar en Super Saiyajin» y  que «la mamá se quemaba los dedos cuando se echaba esmalte de uñas», ¿por qué? porque siempre agitaba las manos. 

Ahora Escuchas