21 Ene, 2022. 13:46 hrs

Luciana Salazar denunció a Twitter y Google: «No voy a permitir que me ataquen y mucho menos a mi hija»

La modelo argentina demandó a la plataforma del pajarillo azul e incluso a Google por fuertes comentarios a su hija Matilda.


Luciana Salazar
Instagram

El pasado 18 de enero, Luciana Salazar comunicó a través de su cuenta de Twitter que denunció a la plataforma del pajarraco azul e incluso a Google.

Tres días después, Twiiter respondió ante la denuncia realizada por la modelo a través de la misma red social. 

La denuncia de Lulipop 

 «No voy a permitir que me ataquen y mucho menos a mi hija. Las redes sociales tienen que ser un espacio de libre respetando al otro y no una cloaca de odio», inició la argentina en la publicación donde descargó toda su rabia por los malos comentarios recibidos de su hija.

Los descargos fueron después de los comentarios recibidos durante el fin de semana pasado sobre el pelo de su hija Matilda y según los internautas, era teñido.

«Lulipop debería dejar de teñirse el pelo a la criatura. Lo tiene más quemado que Vicky Xipolitakis cuando se quedó pelada mi vida», », fue el comentario más lamentable de la polémica publicación de Luli.

La modelo añadió en la misma publicación que recibiría asesoramiento legal, y que demandaría a Twitter y Google para eliminar todos los malos mensajes dirigidos a su hija.

«Que las redes sean un espacio de diversión y expresión, no permitamos que sigan siendo una usina de odio y ciberbullying; mucho menos a menores de edad», remató la argentina compartiendo además documentos legales relacionados al caso.

La actualización de la denuncia

Luciana Salazar compartió durante esta mañana una actualización del caso, donde aparece el comentario mencionado anteriormente eliminado de la red social.

«Twitter suspendió temporalmente la cuenta que publicó barbaridades ofensiva sobre Matilda hasta que borrara el tuit. Twiiter admite que lo que se decía violentaba y lastimaba los derechos de la menor», declaró la modelo argentina cerrando una parte de la polémica; muy indignada por toda la situación que involucró a su hija de cuatro años.

Ahora Escuchas