21 febrero, 2021

Salma Hayek está chata de que piensen que ella se casó por dinero: «Estamos muy enamorados»

“Ya ni siquiera me ofendo, digo ‘¡sí, lo que quieras!’” dice la actriz al respecto


salma salma

Salma Hayek lleva años casada con el multimillonario francés Francois-Henri Pinault y durante este tiempo mucho se ha hablado de esta relación.

Ya chata de comentarios negativos la actriz decidió ser contundente en su respuesta en una entrevista en la que pudo hablar de su unión con el empresario.

En entrevista para el podcast Armchair Expert con el comediante y actor estadounidense Dax Shepard, ella habló de su esposo con motivo de un nuevo aniversario, el pasado 14 de febrero, y recordó cómo vivió los duros comentarios que aseguraban que su boda fue por interés.

“Cuando me casé con él todo el mundo dijo: ‘Oh, es un matrimonio arreglado, ella se casó con él por dinero’. Quince años después estamos muy enamorados”, dijo al dejar claro que “ya ni siquiera me ofendo, digo ‘¡sí, lo que quieras!’”.

Su marido quien tiene 58 años, es uno de los multimillonarios de la industria de la moda, quien controla las reconocidas marcas Alexander McQueen, Yves Saint Laurent y Gucci. Lo que lo hace dueño de una fortuna estimada en 300 millones de dólares, según información reportada por la revista especializada Forbes.

LA ADMIRACIÓN DE SALMA A SU ESPOSO

En esta entrevista la intérprete además describió su felicidad al descubrir a un hombre que la ha ayudado a ser mejor persona y que nadie puede calificarlo simplemente por verlo como un hombre rico.

En las imágenes no puedes atisbar la magia que hay en él. Me ha hecho convertirme en una persona mucho mejor y crecer de una manera buena y saludable”, dijo, al asegurar cómo ha sido la relación con él al ser parte de su complemento.

La actriz afirmó también que “hay una discriminación contra los hombres ricos”, afirmación osada que fundamentó ante el constante asedio en el que ha sido víctima por el estatus de su pareja, con quien se casó en una boda muy romántica en París en el año 2009.

“Inmediatamente piensas que porque alguien es rico, puede que no sea una buena persona, que podría ser alguien materialista (…) o podría ser alguien que no lo hace” agregó Salma.

«Podría ser alguien con valores, o podría ser alguien que es incluso estúpido o que no se lo merece o que para tener mucho dinero hizo el mal, hay todas esas ideas preconcebidas y las escuché por desgracia” agregó la artista.

NO ERA SU TIPO DE HOMBRE

De hecho especificó que al principio no era su tipo en absoluto. «Llegué con las ideas preconcebidas y él las deshizo todas”.

Recordar que la pareja tuvo a Valentina, la única hija, de 12 años, fruto de su matrimonio, pero Pinault tiene dos hijos más de sus relaciones pasadas.

 

Por otra parte la  protagonista de “Frida” también conversó de la cotidianidad en su hogar: “Mi chico termina de trabajar y no importa lo difícil que le haya ido. Y créeme, tiene muchas responsabilidad, llega a casa con una gran sonrisa en su rostro, feliz de estar en casa, feliz de mirarme y de hacernos reír”.

Dentro de su incansable lucha feminista y contra el racismo, Salma Hayek una vez más habló claro de su lucha por vencer los comentarios y los prejuicios que han existido a su alrededor, al casarse con un empresario millonario siendo ella una actriz de origen latino.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de UNIVERSO (@nbcuniverso)

Ahora Escuchas