19 May, 2021. 12:07 hrs

Adiós a un clásico chileno: Restaurante El Hoyo está a la venta

Desde la marca hasta la clásica receta del terremoto es vendido por su actual dueño.


El Hoyo

Pasan los años y al parecer los clásicos llegan a su fin, así lo anunció el clásico y popular restaurante El Hoyo, que se encuentra actualmente a la venta.

Más de 100 años de historia (fue inaugurado en 1912) podrían pasar a otra familia ubicado en un punto clásico de Santiago Centro.

La crisis sanitaria y social ha afectado directamente a los empresarios gastronómicos, por lo que el punto de encuentro de tantos guachacas podría pasar a otras manos.

En medio de una conversación con Teletrece, el dueño del local, Guillermo Valenzuela, aclaró las razones de la venta.

«Pasa por un tema de edad, uno ya siente que cumplió un ciclo», indicó el dueño del restaurante El Hoyo.

Pero también dejó claro que sus descendencia no estaría ni ahí con seguir la tradición familiar, por lo que no estarían interesados en el negocio.

«Nuestros hijos no se interesaron en el negocio, y claro da mucha pena», comentó Don Guillermo.

¿Y qué se vende?

De seguro se está preguntado que es lo que se vende de un clásico y popular Restaurante El Hoyo, ya que hay tradiciones vivas.

Para su tranquilidad te contamos que Don Guillermo está vendiendo todo, desde el local completo, la marca. Hasta la mítica receta del terremoto clásico de El Hoyo.

Y ojo que si es bueno para el diente y no quiere perder el sabor, el restaurante El Hoyo también venderá la carta de recetas.

Todo quedará en manos del nuevo dueño, para que siga la tradición y no se pierda lo clásico de este emblema chileno.

¿Cómo nació esta picada?

La historia del restaurante El Hoyo nace en 1912, de la mano de Don Benjamín Valenzuela, que se vino a la capital para empezar un nuevo negocio.

Viendo la necesidad y una oportunidad para conquistar por la guatita a los trabajadores ferroviarios, Don Benja comenzó vendiendo charquí, chicha y huevos cocidos.

Ante la popularidad Don Benja decidió ir incorporando a El Hoyo nuevos platos para la variedad de su clientela, quiénes quedaron encantados.

El nombre nació por los mismos clientes, que lo apodaron así porque se encontraba en un desnivel producto de los canales que antiguamente pasaban por el lugar.

- publicidad -