04 Jun, 2021. 16:36 hrs

Papá de Felipe Camiroaga agradeció el reconocimiento del Copihue de Oro

Don Jorge Camiroaga recibió el premio que ganó su hijo como Mejor Animador de la década.


Felipe Camiroaga

Este viernes La Cuarta anunció a los flamantes ganadores de su nueva versión del Copihue de Oro, el premio popular que regalonea a lo mejor de nuestra pantalla chica.

Uno de los que dejó a todos contentos fue el premio al Mejor Animador de la década, donde Felipe Camiroaga se quedó con el primer lugar por votación popular.

Lamentablemente y como todos saben, el animador falleció el año 2011 en un trágico accidente aéreo mientras iba a la Isla de Juan Fernández.

Pero quién estuvo ahí para recibir el Copihue de Oro, fue Jorge Camiroaga, el padre de Felipe.

«Para mí y para mi familia, nos conmueve que a diez años del accidente todavía lo recuerden y lo recuerden muy bien (…) para nosotros es muy bonito que después de diez años de haber desaparecido Felipe, la gente se dé la molestia de calificarlo y de dar una opinión y, finalmente, recibir un premio como éste. Lo encuentro precioso», expresó Don Jorge a La Cuarta.

El cariño de la gente

En medio de la recepción del Copihue de Oro, don Jorge Camiroaga se refirió al cariño que recibe constantemente su hijo, a pesar de haber fallecido hace 10 años.

«Felipe durante muchos años estuvo en la casa de la gente, sobre todo de la gente sola, de las dueñas de casa. Tenían una compañía que la gente valoraba mucho. Y ahí están las razones de que lo quieran tanto todavía. Es impresionante», comentó.

Incluso, contó que en gran parte de Chile, existe algún hogar donde se mantiene vivo el recuerdo de su hijo, con fotografías u otras cosas en su memoria.

«Cuando uno va a Coyhaique, a Punta Arenas, a Antofagasta, en el campo y ve a las dueñas de casa que se han encargado de poner la fotografía de Felipe ahí, es motivo de mucha satisfacción, de mucho agrado para uno».

Al terminar la entrevista, don Jorge Camiroaga, explicó que gran parte de los premios póstumos que ha recibido su hijo, se van directo al museo en su honor, o casa de familiares.

Aunque para esta ocasión, el Copihue de Oro se lo quedará él.