05 Oct, 2021. 11:17 hrs

Delicioso extremo: Chiquilla sufrió grave caída mientras tenía relaciones sexuales

La joven china cayó de un balcón, su novio bajó a socorrerla, se salvó de milagro.


Delicioso Extremo
Captura

Dicen que nadie le puede decir que no al llamado de la selva a la hora de amar, pero una insólita situación ocurrió en Tapéi, Taiwán. Lugar donde una chiquilla cayó del balcón de su departamento mientras mantenía relaciones sexuales con su pareja.

Las cámaras de seguridad captaron cuando la mujer cayó directo a un auto que estaba estacionado. Dicen que se salvó de milagro.

Según lo consignado por Antena 3, en el video se puede ver el momento exacto en el que la joven cayó sobre el auto que afortunadamente logró amortiguar la caída y gracias al cual logró sobrevivir a este particular accidente.

Las imágenes muestran como la chiquilla cae todo lo que es de poto en el vehículo; quedándose por un tiempo en el techo mientras demuestra claros signos del dolor y se sujeta la parte con la que se pegó al caer.

Sin embargo, la historia no quedó ahí, sino que al poco tiempo apareció su enamorado tal como Dios lo mandó al mundo y corriendo para ayudarla de la fuerte caída. El video llega hasta el momento en el que el susodicho la baja del techo y la sostiene entre sus brazo ¡Que romántico!

Finalmente la chiquilla fue trasladada hasta un hospital tras el accidente, donde se comprobó que de milagro terminó solo con lesiones en la espalda. Aunque por otro lado, los tortolitos tendrán que pagar al propietario del auto la reparación de los daños que dejó la caída.

Pues la caída no solo dejó con algunas heridas a esta perla, sino que el riesgoso delicioso dejó una notoria abolladura en el techo del vehículo.

No han sido los únicos cochinones

Esta chiquilla y su amorcito no son los únicos que les gusta intentar cosas nuevas al momento de incursionar. Pues hace unas semanas te contamos de una pareja que fue pillada chanchita mientras mantenían relaciones sexuales en un bus de transporte público.

Pero la cosa no quedaba ahí, sino que los perlas estaban haciendo la cochiná con permiso del chófer, quien los sapeó todo el rato.

«Yo recogí la pareja en el centro. El señor me dice que si tengo algún problema para dejarlo ‘manosear’ a una señora, le dije que haga lo que quiera y se fue para atrás. Eso ocurrió en el semáforo de la calle 32 con Caracas, al cruzar. Observé por el espejo todo el acto sexual» contó en su momento.