22 Abr, 2022. 12:57 hrs

«Para las mejores cachi…»: El nuevo negocio de colchones de La Rancherita

La popular cantante se lanzó con un emprendimiento que aprovecha su nombre, junto a una compañía establecida y seria de muebles.


Colchones La Rancherita
Crédito: Redes Sociales

En medio del tiempo más duro de la pandemia de COVID, muchas personas crearon emprendimientos para poder mantenerse económicamente. Los famosos no fueron la excepción; y uno de los ejemplos más curiosos fue el de Carolina Molina.

«La Rancherita» se arriesgó con todo, incursionando en el negocio de los colchones de cama. Su idea ya se hizo realidad, y pronto se comenzarán a vender. Y lo más llamativo, es quizá es el eslogan de su compañía: «colchones La Rancherita, para pegarse las mejores cachi(…)».

Cómo surgió el emprendimiento de «La Rancherita»

Carolina Molina conversó con La Cuartasobre su nuevo y curioso emprendimiento. «Tengo un auspiciador en mi programa en la Radio Colo Colo que es Comercializadora M+F, que venden muebles y artículos para el hogar; entonces a la par de hacer menciones, me contrataron para un evento».

«Y cuando me contratan, yo voy a cantar con la banda, La Rancheband; y ahí se me acerca el dueño y me dice que quiere que sea rostro de su comercializadora. Pero además si mí me parecía la idea de hacer, una línea de colchones propia, como La Rancherita», agregó.

Por otra parte afirmó: «encontré que era una buena forma de alguna manera saarle un poco más de provecho a mi nombre como marca; y extenderlo más allá de lo musical, porque la gente conoce el nombre de La Rancherita».

El origen del curioso eslogan

Con respecto al viral eslogan de sus colchones, «La Rancherita» afirmó: «me pareció entretenido también porque ahí empezó a surgir todas las tallas y las bromas. Como ‘péguese un tutito con la Rancherita’ o ‘Colchones La Rancherita, para pegarse las mejores cach (…)'».

Sin embargo, Molina aseguró que es un emprendimiento serio. «Es una empresa seria, con años en el rubro, además el compromiso también era para mí por la parte social; porque siempre se ve que hay mucha gente necesitada».