21 Jul, 2022. 17:05 hrs

Chiquilla deja la escoba en Onlyfans vendiendo fotos de sus pulgares

La chiquilla llamada Allie Rae, es una enfermera que comenzó a vender imágenes de sus dedos hiperlaxos, ganando una gran cantidad de dinero.


Chiquilla vende pulgares
Crédito: Instagram @theallierae

Una de las profesiones que definitivamente se tomó al mundo por sorpresa a lo largo de los últimos años es el mundo de Onlyfans. Y es que sin duda las personas que participan en el mundo de las ventas de contenido para adulto, son creativas para diferenciarse entre ellas.

Pero, ninguna tan creativa como Allie Rae; quien decidió darle un giro al contenido que vendía al interior del sitio. Todo, cuando luego de que un usuario le ofreciera 4 mil dólares por fotos de sus pulgares. Ahora, la enfermera, solo vende foto de sus dedos a través de su página de Onlyfans. 

Un peculiar fetiche

Allie trabajó como enfermera hasta el 2021. Ejercía su profesión en el área de cuidados intensivos neonatales en un hospital de Boston. Sin embargo, su interés por Onlyfans terminó cambiándole la vida.

Si bien la chiquilla trabajó como enfermera hasta hace poco; en el área de cuidados intensivos neonatales en un hospital de Boston; su interés por OnlyFans le cambió la vida.

De hecho, fue despedida del hospital en donde trabajaba al descubrir que se había sumado a esta plataforma. La medida obedecía a las políticas de ese centro de salud.

Según reportó FM Dos, durante el 2020, encerrada por la pandemia del COVID-19, comenzó a recibir propuestas en su Instagram. 

Y es que, al parecer, una gran cantidad de hombres se interesó por sus pulgares; todo porque la enfermera tiene una gran flexibilidad en ellos, lo que no pasó desapercibido. Fue así que un día accedió a vender fotos de sus pulgares a un usuario que le pagó miles de dólares.

Actualmente, Allie es un verdadero fenómeno viral en Onlyfans. A sus 38 años, la enfermera no solo es popular en Onlyfans, sino que tiene más de 139 mi seguidores en Instagram y supera los 160 mil en TikTok.

Además, creó su propia plataforma de difusión de contenidos llamada WetSpace y trabaja hasta con criptomonedas como método de pago. Su historia es particularmente llamativa porque no monetiza en la web con otro tipo de fotos que no sean sus pulgares.

- publicidad -