08 Ago, 2022. 16:37 hrs

Día Internacional del Gato: ¿Por qué se celebra el 8 de Agosto?

Los tiernos y pequeños felinos domésticos están de fiesta, a comienzos del mes donde suelen estar más en celo.


Día Internacional Del Gato
Crédito: Getty Images

Sin duda, es uno de los animalitos más queridos como mascotas. Y es que su exquisito pelaje y expresivos ojos hacen que todo el mundo los ame. Estamos hablando, por supuesto, de los gatitos. Porque algunas semanas te contábamos que era el Día de los Perros, pero ahora el Día Internacional del Gato.

Por su parte, Chile no se reste de las celebraciones. Sobretodo, porque según cifras oficiales, hay más de 4,5 millones de gatitos en todo el país. Pero, ¿por qué a la gente le encanta celebrar a los michis a lo largo de este día? Acá en Radio Activa te contamos

¿Por qué se celebra el Día del Gato?

El Día Internacional del Gato nació gracias al Fondo Internacional para el Bienestar Animal (IFAW por sus siglas en inglés). La organización decidió crear una fecha para nuestros felinos favoritos en 2002. ¿La razón de la fecha? Porque los «michis» suelen andar en celo en agosto, por lo que engendran más gatitos.

Según reportó un informe del Programa Mascota Protegida, de la subsecretaría de Desarrollo Regional (Subdere), dió a conocer que en chile hay más de 4 millones de gatos registrados. Asimismo, reveló que cada 7,1 gatitos hay uno sin dueño: lo que da más de 500.000 michis buscando una casita.

Y si bien, muchos creen que estos felinos son animales «semiadiestrados», lo cierto es que son casi tan regalones como los perritos. De hecho, el Hospital Veterinario UNAM-Banfield corroboró que los «michis» son animales domésticos. 

Por otra parte, según reportó Radio Bíobiola antrozoóloga Paula Calvo explicó que los gatos sienten un gran amor hacia nosotros. «Los gatos establecen vínculos con los humanos y tienen un tipo de apego parecido al de un bebé de dos o tres años con la madre«.

Lo cierto es que muchos no pueden vivir sin sus gatitos. Pero también es real que ellos no pueden vivir sin nosotros; porque se ha comprobado que algunos felinos pierden pelo o se enferman cuando su humano se ausenta.