3 agosto, 2021

Pa’ reírse un rato: estos son los 10 stand up comedy latinos en Netflix

De nuestro país destacan dos representantes, Natalia Valdebenito y Fabricio Copano quiénes hace un buen tiempo tienen su material en la plataforma de streaming.


Stand up Comedy Netflix
Getty Images

Sabia usted que en Netflix no solo podrá encontrar las mejores series o películas del mundo, sino que también material para que le duela la guata de la risa.

Es que la plataforma de streaming también tiene a su disposición en su catálogo diversas presentaciones de stand up comedy para todos los gustos, si es que anda con ganas de ver a algún chistoso.

Por esta razón Radio Activa decidió hacer una selección de Top 10 de stand up comedy de Netflix, pero destacando a los talentos latinoamericanos. Entre ellos dos representantes chilenos, Natalia Valdebenito y Fabricio Copano.

Top 10

  • WHINDERSSON NUNES: ADULTO / Whindersson Nunes (Brasil)

Saltó a la fama como youtuber, pero con el tiempo el brasileño Whindersson Nunes empezó a ser conocido como cantante y cómico. Es el influencer brasileño más conocido en el país, por lo que ha sido principal carnada para Netflix.

En esta presentación, sus bromas sobre la madurez y la infantilidad, en juego con su interpretación melódica y movimientos teatrales, hicieron que el estadio del municipio de Fortaleza, en el estado de Caerá (Brasil), estallara de risa.

La dirección del requerido cineasta de stand up comedies, Diego Pignano, sorprende esta vez con la producción de Nunes. El director lleva la particular comedia del brasileño, donde el cómico le saca el jugo a sus anécdotas diarias menos íntimas, al entretenimiento máximo en cada segundo del show.

  • SOFÍA NIÑO DE RIVERA: EXPUESTA / Sofía Niño de Rivera (México)

“Sofía Niño de Vergara: Expuesta” es el primer stand up original de Netflix de la actriz mexicana filmado en Jalisco, México. El hilo conductor de esa primera presentación es una burla al pensamiento y las costumbres de su propia familia, que proviene de la ciudad de Chihuahua.

Ella hace una crítica tácita y sarcástica, que eventualmente está relacionada con el peligro del narco y la ambición de lo material, temas sensibles para algunas sociedades mexicanas de diferentes estados.

Su segundo show es “Sofía Niño de Rivera: Selección Natural” (2018), y junto al anterior son totalmente recomendados. Claro, como suele ocurrir con los trabajos de los artistas, sus primeras producciones siempre son las que marcan el terreno.

  • MALENA PICHOT, ESTUPIDEZ COMPLEJA / Malena Pichot (Argentina)

Si hay una feminista con gran sentido del humor es la argentina Malena Pichot. En su show original de Netflix, “Malena Pichot: estupidez compleja”, ella ha dado una vuelta de 180 grados a cada una de las críticas en contra de la manifestación social que promueve, que puede ser algo difícil de entender al hablar del sexo y el lenguaje, pero resulta muy gracioso cómo su necedad e irreverencia marcan todo el discurso de forma entretenida y sin necesidad de realizar un gran montaje a nivel fílmico. De los shows más recomendados.

  • FRANCO ESCAMILLA: POR LA ANÉCDOTA / Franco Escamilla (México)

Algo que suele ocurrir con los comediantes de stand up es que viven diariamente con intensidad esperando que eventualmente les ocurra algo muy paródico, y luego les sirva de insumo para nutrir su ‘impro’. El mexicano Franco Escamilla tuvo la gran idea de hablar de este tópico en su presentación original de Netflix. “Franco Escamilla: Por la anécdota” habla de su filosofía de vida: todo un cazador de aventuras.

Pero, a la vez, esas grandes historias son en realidad las más comunes del mundo, como ir a un velorio siendo comediante o estereotipar la ropa de los hombres. Hablando desde su experiencia, puede que sea un poco radical al comparar a las mujeres y los hombres, pero podemos entender que tiene un estilo ‘old school’ y es un mexicano con mucha chispa. ¡Échenle un vistazo!

  • ALEJANDRO RIAÑO, ESPECIAL DE STAND UP / Alejandro Riaño (Colombia)

Con este stand up comedy, de nuevo regresamos a lo ‘old school’ para conocer un poco más de la cultura colombiana: ¿con qué pensamiento han crecido? ¿qué les gusta? ¿y qué no? Después de tantos éxitos televisivos de Colombia con la temática narco, una idea clara de cómo son los colombianos sí tenemos en la cabeza, pero el especial de Alejandro Riaño lo dice con todas sus letras.

¿Juzga? Sí. ¿Avergüenza? También. Directo y con jergas políticamente incorrectas, él habla de las “lobas”, la pasión futbolística y las costumbres de los bogotanos, pero no son los temas lo más gracioso de su show, sino su performance en el escenario. Una actuación realmente muy loca y graciosa de un cómico travieso que no te gustaría toparte en el camino.

  • EL ESPECIAL DE ALEX FERNÁNDEZ, EL ESPECIAL / Alex Fernández (México)

Puedo recomendar “El especial de Alex Fernández, el especial”, pero no “Alex Fernández: el mejor comediante del mundo”, porque a diferencia del primero, donde el mexicano tiene un lenguaje más universal e interactúa con el público, en el segundo no pasa tanto esto y solo quienes conocen mucho de las figuras públicas mexicanas pueden sostener una hora de ese stand up.

En cambio, en el primer show, Fernández habla de la inseguridad de las personas y el carácter infantil en algunos adultos, y sus temas funcionan bien, principalmente, porque busca desplazarse por todo el escenario, algo que no es de todos los estilos de stand up, pero dice mucho del carisma que puede proyectar el cómico: si grita, si llora, si ‘perrea’, si baila el gusanito en el piso, etc. Su flexibilidad corporal hace tono con sus bromas y llegamos a pasar un muy buen rato.

  • FABRIZIO COPANO: SOLO PIENSO EN MÍ / Fabricio Copano (Chile)

“Los musulmanes tienen una religión difícil: tienen que rezar a Allah a diario, tirar bombas…”, se burla sin pena el chileno Frabrizio Copano. Su show original de Netflix empieza con un montaje al ritmo del rock sobre la corrupción, la violencia y la crisis ambiental. Ya te imaginarás por dónde va el discurso.

Él hace una parodia de los estereotipos fronterizos. Es decir, sabemos que la geografía que divide a los territorios es diversa, tal como su estilo de vida, pero, en esta presentación, no solo se habla de que en Colombia hay narcotráfico y en Chile desastres naturales, sino también Copano se arriesga a cuestionar la religiosidad, el radicalismo, la discriminación, las fake news, entre otros, todo esto con un tono escondido que, en realidad, busca hablar de la moral y las redes sociales en el mundo que los millennials (su público) siguen entendiendo.

Parece un poco entreverado, pero incluso cuando termina hablando sobre la soledad es muy divertido verlo jugar con el público y reírse del drama que irónicamente todos en el Teatro Maipo de Buenos Aires saben que sufren a diario.

  • NATALIA VELDEBENITO: EL ESPECIAL / Natalia Valdebenito (Chile)

“No voy a dejar de hablar de esto”, dice Natalia Valdebenito. La comediante chilena, que se hizo popular por el programa de televisión “El Club de la Comedia” en su país, tiene una voz chillona que puede irritar a muchos, pero tal vez algunos de ustedes encuentren muy gracioso. Sobre un escenario parecido a un concierto de pop, ella habla sobre el feminismo, el aborto y los mitos sobre los hombres en Chile.

No es una estética fílmica muy elaborada a nivel de cámara, sino parece más neutra, pero la prioridad que la dirección le da a sus gestos, a lo largo del monólogo, elevan la narración de Valdebenito.

Probablemente, los primeros minutos te suenen toscos y ridículos, pero a lo largo de su discurso, te familiarizas con ella y hasta te empieza a caer bien. Si quieres saber más de los temas que toca y te gusta expresar a viva voz lo que piensas, la “mala” y ruidosa Natalia te entretendrá definitivamente.

  • ARANGO Y SANINT: RÍASE EL SHOW / Julián Arango y Antonio Sanint (Colombia)

¿Alguna vez has escuchado a un par de colombianos con acento argentino? En uno de los tres actos de su show, los comediantes Julián Arango (Hugo Lombardi en “Yo soy Betty, la fea”) y Antonio Sanint (“Chichipatos” de Netflix) imitan a un par de argentinos; en los otros dos actos, a un taxista y unos ancianos obscenos que ven una ópera.

No hay un discurso tan progresista en su guion o manifestaciones puntuales, como comúnmente los comediantes presentan en un stand up. Más bien, es un show teatral donde dos actores se disfrazan para convertirse en personajes e invitan al público a participar.

No es un espectáculo para público poco informado sobre la cultura colombiana, de hecho, si no sabes quién fue el presidente de Colombia que ganó un Premio Nobel de la Paz o ciertos personajes del espectáculo, hay bromas que parecerán vacías. Sin embargo, “Arango y Sanint: Ríase el show” es uno de los stand ups más conocidos en la plataforma y a la larga resulta muy entretenido.

  • MEA CULPA / Alexis de Anda (México)

El espectáculo de la mexicana Alexis de Anda puede calzar más para el espectador novato que no sabe mucho de stand up comedies. Realmente la puesta en escena y sus chistes no son tan buenos como los anteriores shows del ranking, pero sus movimientos de pies a cabeza salvan el monólogo.

La forma cómo utiliza su cuerpo para graficar diferentes momentos tiene mayor sustancia para el humor, en este caso, al ser el personaje de la mujer empoderada e independiente que se dice a sí misma “ramera” para romper con el estereotipo de femenina y sensible. “Mea Culpa” se burla de todo: la mojigatería, la religiosidad, la discriminación, la propia familia, los hombres, las mujeres… De Anda puede herir susceptibilidades y ser “mala”, pero qué más da, cuando alguien te habla de sexo y ginecólogos, sabemos que ya no hay filtro. ¡O no!

Ahora Escuchas