13 Sep, 2022. 11:37 hrs

Rafael Cavada y la dura depresión tras su regreso desde Irak: «Empecé a sentir que nada me interesaba»

El comunicador fue recibido por Martín Cárcamo, para hablar de diversos que marcaron su vida en el pasado y en la actualidad.


Rafael Cavada (1)
Cedida por Canal 13

Rafael Cavada dijo presente en un capítulo especial del espacio conducido por Martín Cárcamo, «De Tú a Tú. Pues el rubio natural recibió al periodista en una emisión especial de día lunes.

A través de este espacio, conversó sobre diversos temas. Presentó a su esposa Fiorella Choque, con quien formalizó la relación en 2014. Además, recordó su salida de TVN y el trauma que le generó ir a cubrir la Guerra de Irak, donde vio morir a un camarógrafo español de Telecinco.

Las consecuencias de la cobertura periodística internacional

A continuación, la conversación se enfocó en las consecuencias de lo que el periodista vivió en Irak.

“Yo después volví a Chile y la vida me parecía muy sin sentido, después de tantos conflictos. Tú pasas de cubrir algo súper importante, colaborando con un proceso histórico, dándolo a conocer, evitando que se produzcan más guerras, denunciando los abusos y violencia», confesó Rafael Cavada.

Asimismo, el mismo comunicador continuó diciendo: «llegas acá y haces una nota que se cae porque te piden que hagas la ardillita que esquía o por la noticia de la última modelo con el futbolista, entonces se vuelve muy sin sentido», indicó.

Ese sinsentido se convirtió pronto en una dura depresión, que afectó al periodista por años.

“No quería hacer nada. Me levantaba igual, soy súper funcional en ese aspecto, pero empecé a sentir que nada me interesaba. Y para mí sentir que mi trabajo no tiene propósito es como estar muerto en vida. Llega un momento en que esa tristeza te invade tanto que encuentras cosas interesantes que hacer, pero la tristeza no se va», relató el profesional.

«A mí me pasó eso, que encontraba sentido a lo que quería hacer, pero estaba triste. Y en aquella época en ese sentido yo era muy inmaduro, no hablaba de mis problemas con nadie. Y eso en algún momento te pasa la cuenta, y a mí me la pasó muy heavy», complementó Cavada.

La forma en que se terminó reflejando su problema fue en su carácter, recordó. «Yo creo que básicamente andaba peleado con la vida. Yo no establecía relaciones con mi entorno, ni siquiera utilitarias. Mis relaciones con, ya fueran mis parejas o compañeros de trabajo, dejaron de tener el peso que deben tener (…) Tenía mucha ira, estaba peleado conmigo mismo, no me aguantaba a mí mismo», contó.

El camino a la sanación

Fueron sus amigos quienes lo salvaron, al obligarlo a ir a terapia. Tras algunos intentos que no funcionaron, encontró a la persona correcta.

“Mi siquiatra me explicó que yo me levanto un día con un ánimo en que quiero llevarme todo por delante y al día sin ánimo para levantarme. Eso se llama desorden del ánimo, y es fisiológico. Yo estaba convencido que lo mío era sólo algo que yo procesaba mal, y no, hay un grado en que las depresiones producen un desorden de transmisores, y eso se arregla con un estabilizador de ánimo», detalló el comunicador en el espacio de Canal 13.

Del mismo modo, Rafa Cavada también agregó: «Y al mes, si yo no estaba bien, al menos ya estaba sereno. Eso creo que es lo que tengo hoy, que puedo enfrentar todo con serenidad, y eso es un regalo súper importante”, reveló.

Así fue como el periodista aprendió algo esencial, que es reconocer sus propias emociones.

“A los hombres no se nos enseñó a gestionar nuestras emociones, y la única emoción que los hombres podemos exteriorizar legítimamente sin que nadie te critique es la ira. Por eso los hombres si estamos angustiados nos enojamos, si estamos frustrados nos enojamos, si estamos tristes nos enojamos, si estamos ansiosos nos enojamos. Es súper importante aprender a reconocer tus emociones, a identificarlas, asumirlas y tratarlas. Gestionar las emociones de la manera correcta es lo que te lleva a estar bien con tu entorno», expresó Cavada.

Su momento más bajo al respecto fue en 2007, cuando un confuso incidente en un auto terminó con Rafael Cavada arrestado por conducir ebrio y agredir a dos conductores.

“Era ira. Un tipo me tira el auto encima, lo insulto, él me insulta, freno el auto, me bajo, otro tipo se mete, qué te metís voh, y a voh qué te pasa. Cuando era todo tan fácil como decir ‘Oiga señor, cuidado con el auto’. Yo creo que ese fue un punto de inflexión, darme cuenta por qué yo reaccioné así», cerró el comunicador.